ÚLTIMAS NOTICIAS
SOBRE EL HOTEL DE ARENALES DEL SOL


MANIFESTACIÓN EN ARENALES POR LA PARALIZACION DE LAS OBRAS DEL HOTEL

GRACIAS POR VUESTRA PRESENCIA



Si quieres recoger firmas, puedes descargarte el impreso aquí
ó acercarte al despacho del Alcalde Pedáneo y coger impresos




Hemos abierto este espacio para arrojar un poco de luz sobre lo que está pasando con el hotel de Arenales y que puede pasar en un futuro más o menos cercano. Para empezar, diremos que en este proyecto hay tres actores implicados, la Dirección General de Costas (Dependiente del Gobierno central del Partido Popular), El Ayuntamiento de Elche (Tripartito PSOE, Compromís y Partido de Elche) y los propietarios del Hotel (Princesol)

1/ Tras años en los tribunales, por fin el TS da la razón a los propietarios para que comiencen las obras en el hotel, sujetos a la norma que aplica Costas y a la licencia que otorga el  Ayuntamiento.

2/ En el proceso de restauración, los arquitectos e ingenieros de la empresa  comprueban el mal estado de algunas partes de la estructura (Los materiales que se utilizaban para construir en los años 50-60, la normativa que se aplicaba en aquellos años y décadas expuesto a los elementos, salitre, humedad, sol, etc., presentan un edificio ruinoso y poco seguro, pero Costas no deja demolerlo y volverlo a construir, solo rehabilitarlo.

3/ La empresa atendiendo a criterios actuales de seguridad y actualización en normativa de construcción, acomete las actuaciones para la rehabilitación del edificio.

4/ Se presentan dos denuncias por un vecino y un funcionario del Ayuntamiento que ya estuvo propuesto, según informaciones del periódico, por el Partido Popular como Consejero de  la empresa PIMESA y que al parecer fue desestimado antes de llegar a tal puesto, ante Costas y el Ayuntamiento.

5/ La Dirección General de Costas PARALIZA LAS OBRAS, en resolución administrativa, en espera de la presentación de ALEGACIONES por parte de la empresa a dicha resolución administrativa.

6/ Una vez Costas y el Consistorio resuelvan las alegaciones presentadas, pueden pasar dos cosas

         a/ Que las acepten y puedan continuar las obras

       b/ Que no las acepten y tengan que ir a los tribunales en un Contencioso Administrativo, quedando paralizado nuestro Hotel hasta que se resolvieran todos los recursos que la Ley contempla para estos casos, lo que podría demorarse años.

7/ La asociación de vecinos se ha entrevistado con el Concejal de Urbanismo y ha podido comprobar la empatía que muestran con los vecinos, con los puestos de trabajo perdidos y con la continuidad de las obras.



Vecinos de Arenales del Sol se han concentrado este domingo por la mañana para protestar por la paralización de las obras del hotel, que tenía prevista su inauguración para el verano de 2017 y cuya reanudación todavía está en el aire, tras la decisión de Costas.

Cerca de 500 personas se han dado cita en la Avenida de San Bartolomé de Tirajána con pancartas bajo el lema "Arenales quiere hotel" y "Hotel = futuro" para pedir la reanudación de estas obras, ya que consideran que el hotel traerá prosperidad a esta pedanía costera
Entre los vecinos se encontraban los dos ediles de Ilicitanos por Elche, Cristina Martínez y Fernando Durá que han querido mostrarles su apoyo. 
Entre las reivindicaciones de los vecinos también han destacado la suspensión del servicio sanitario durante el horario de tarde y los fines de semana.



Convocados por la asociación de vecinos de la pedanía y el alcalde pedáneo, cerca de medio millar de personas se concentraron junto al viejo edificio del hotel, exigiendo a las Administraciones la reanudación de las obras de rehabilitación que fueron paralizadas a principios del pasado mes de junio por la dirección general de Costas tras detectarse demoliciones de partes de la estructura del inmueble que no estaban previstas en el proyecto inicial.
Tras una pancarta en la que se podía leer el lema 'Hotel = futuro. Arenales quiere el hotel', los vecinos concentrados pidieron a la dirección general de Costas premura a la hora de cerrar el expediente incoado y que se adopte la decisión de recuperar las obras de rehabilitación del hotel, al tiempo que instaron al Ayuntamiento de Elche a interceder ante el organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para que la situación se desbloquee con la mayor rapidez posible.
A la concentración convocada por la asociación de vecinos asistieron los dos concejales del grupo municipal de Ilicitanos por Elche, Cristina Martínez y Fernando Durá, que se unieron a la reivindicación de los vecinos que consideran que la apertura del hotel ubicado en primera línea de playa es fundamental para la dinamización económica durante todo el año de la pedanía de Elche.   Además, algunos establecimientos ubicados en los alrededores del hotel, en la avenida San Bartolomé de Tirajána, cerraron sus puertas durante el tiempo que duró la concentración, mostrando su apoyo a la reivindicación de la reanudación de las obras del hotel. 

La protesta, organizada por la asociación de vecinos de la pedanía ilicitana, también incluyó el cierre de una gran mayoría de los negocios de Arenales del Sol durante la hora que duró la acción, desde las 10 a las 11 horas. Tras las pancartas con los mensajes «Arenales quiere hotel» y «Hotel = Futuro» se encontraban vecinos, comerciantes y antiguos trabajadores del complejo, así como el representante de los vecinos, Fernando Cano, el alcalde pedáneo, Alejandro García y los dos concejales de Ilicitanos por Elche. Los antiguos trabajadores del hotel expresaron su malestar por la paralización de las obras y acudieron a la concentración «para ver si sigue adelante la obra o no». Así, José Rubio y Fernando Sánchez, dos encargados de obra durante los trabajos de remodelación del hotel, se quejaron de que les comunicaron el cese temporal de los trabajos en el hotel hace dos meses de forma abrupta. Rubio afirmó que «en cosa de unas horas, de la mañana a la tarde, ya no teníamos trabajo». También consideró que las condiciones del edificio por dentro eran peligrosas pero que ahora lo son mucho más al haberse quedado a medias. Entre 25 y 30 personas, más el personal de las oficinas se quedaron sin trabajo tras la paralización de las obras.


Florentino Regalado Tesoro, doctor ingeniero de Caminos, Canales y Puertos en la especialidad de cimientos y estructuras, asegura que en su dilatada trayectoria profesional de más de cuatro décadas no se ha encontrado en ninguna situación parecida a la que está viviendo como director del equipo técnico responsable del proyecto de rehabilitación del hotel de Arenales del Sol. Tras más de 15 años de batallas legales, la empresa propietaria, Princesol, logró el respaldo de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo para ejecutar un proyecto que el Servicio Territorial de Costas aprobó a regañadientes y que ha paralizado cinco meses después de iniciarse las obras, a raíz de unas denuncias particulares.

Los vecinos de Arenales se reunieron ayer de manera espontánea para pedir información y mostrar su preocupación y descontento con la paralización de las obras del hotel.  Así, lo que iba a ser un encuentro únicamente entre el pedáneo, Alejandro García, y la junta de gobierno de la Asociación de Vecinos de Arenales del Sol se transformó, de manera improvisada, en una asamblea vecinal que contó con la presencia de casi cien residentes. En ella, los vecinos acordaron realizar concentraciones el próximo mes si las obras no se reanudan y han fijado el domingo 3 de julio, como fecha de la protesta, que se realizará frente al hotel. «Si es necesario movilizarnos, nos movilizaremos,... todas las semanas si hace falta, hasta que las administraciones se conciencien y busquen el mal menor», apuntó el presidente de la Asociación de Vecinos, Fernando Cano.  «Si la solución que ven es paralizar la obra y dejarlo así otros cuarenta años, eso no es lo que quieren los vecinos. Los residentes acogieron con optimismo las obras y ahora no quieren que esto vuelva a estar parado», señaló el responsable de la asociación.

La Asociación de Vecinos de Arenales del Sol y el alcalde pedáneo de la zona costa ilicitana se van a dirigir por escrito al alcalde de Elche para instarle a que, de forma urgente, medie ante la Dirección General de Costas para que se levante la paralización decretada en las obras de rehabilitación del hotel que desde hace décadas está levantado en primera línea de playa, en la avenida San Bartolomé de Tirajana, sobre suelo de dominio público marítimo-terrestre.
La Junta Directiva de la asociación vecinos y el alcalde pedáneo, Alejandro García, mantuvieron este domingo una reunión en la que analizaron la situación generada tras la paralización decretada de las obras y en la que, sobre todo, abordaron la importancia que esa dotación hotelera tiene para Arenales del Sol.
Los vecinos consideran que la reapertura del hotel prioritaria porque por ella pasa la dinamización económica de la zona costera del término municipal, en la que durante todo el año residen unas 2.000 personas, población que en verano se multiplica de forma importante con la llegada de turistas.  06/06/2016

La rehabilitación del Hotel de Arenales del Sol se ha convertido en un nuevo foco de polémica en Elche. El presunto incumplimiento de los parámetros de la autorización realizada para actuar en el viejo edificio de primera línea de playa ha llevado a la Dirección General de Costas incoar un expediente contra la promotora de las obras, paralizando incluso las obras, mientras que el Ayuntamiento de Elche, encargado de la concesión de las licencias necesarias para la actuación, mantendría abierto otro expediente administrativo, en fase actual de alegaciones, pero sin suspensión de los trabajos y pese a que desde el pasado 4 de abril el área de Urbanismo tiene conocimiento a través de la denuncia de un particular de las supuestas irregularidades cometidas.



La empresa encargada de la ejecución de las obras de rehabilitación del hotel de primera línea de Arenales del Sol insiste en que no ha contravenido ni la autorización de la Dirección General de Costas para desarrollar los trabajos ni la legislación vigente. Reconoce que ha tenido que eliminar «algunos» elementos de la estructura del viejo edificio para poder proseguir con la obra en condiciones de seguridad e incluso para cumplir con la normativa en materia de edificabilidad, accesibilidad o legislación sísmica. Ahora bien, reiteró que «en ningún caso se ha incrementado» ni «la superficie» ni «la volumetría» contemplada en el plan.
Así se expresó ayer, Florentino Regalado, responsable de la ejecución de la obra de rehabilitación, quien consideró que «se ha cumplido a rajatabla» con lo autorizado. «Se han inventado un problema con la intención de paralizar las obras», afirmó Regalado.


Como ingeniero responsable del equipo técnico que se encuentra al frente de la obra de recuperación del hotel de Arenales del Sol, reto a los políticos de izquierdas y derechas del Ayuntamiento de Elche, a los políticos del Ministerio de Fomento y su Departamento de Costas, así como a los técnicos funcionarios del primero y del segundo, a que sin prejuicios de tipo alguno:
1. Se lean la sentencia y ejecución de la misma emitida por el Tribunal Superior de Justicia y la Audiencia Nacional.
2. Se vengan a la obra del hotel de Arenales y miren en el estado en el que se encuentra. Y a la luz de dicha sentencia la disposición decimocuarta de la Ley de Costas y sobre todo del Reglamento sobre Rehabilitación de la Ley Urbanística de la Comunidad Valenciana y el estado en el que se encuentra el edificio que nos ocupa en su mayor parte por dejadez de ellos mismos, y aplicando unas mínimas dosis de sentido común, nos digan


La tercera parte de los empleados que estaban trabajando en la UTE integrada por Edificaciones Alcudia y Eurolosa, encargada de las obras de la hotel de Arenales, una veintena aproximadamente, ya ha recibido la carta de despido, después de que Costas decretara a principios de semana la paralización de los trabajos. El resto, hasta llegar a los sesenta, según mantienen desde el equipo técnico, irán a las listas del paro en lo que queda de semana. De momento, en las últimas horas, sólo han estado trabajando en las obras tres operarios, con el fin de retirar los materiales que quedaban, así como algunas personas del equipo técnico. La intención es que, por lo que pueda pasar, y al menos por ahora, se mantenga la seguridad privada en el inmueble, pese al bloqueo cautelar de los trabajos, y que también continúe el bombeo del agua, con el fin de evitar que el sótano pueda acabar anegado por el agua y, con ello, que pueda acabar cediendo la estructura.


El equipo técnico que está al frente de las obras del hotel de Arenales del Sol ya ha empezado a mover ficha, no sólo ante Costas, sino también ante el Ayuntamiento de Elche, y  lo ha hecho después de que el Gobierno central decretara el lunes la paralización de los trabajos, alegando que la empresa se había excedido de las autorizaciones, y que se había procedido a la demolición de determinadas partes para las que no constaba permiso. Ante ello, el responsable del equipo técnico sostiene que sí, que se han derribado determinadas partes, pero porque en el transcurso de los trabajos se han encontrado con situaciones de colapso y para garantizar la seguridad de los obreros, no han tenido más remedio que proceder a un saneado parcial de la estructura, dejando sólo en pie lo que podían controlar.


El Ayuntamiento también tiene en marcha su propia investigación y aguarda a que la empresa conteste al informe de los técnicos.
El hotel de Arenales del Sol parece la historia de nunca acabar. Cuando por fin se habían resuelto los problemas judiciales y administrativos, para que el complejo, que cerró sus puertas en 1979 (se aperturó en 1963, gracias al sueño del empresario Tomás Durá Bañuls) pudiera iniciar unas obras de rehabilitación, con el fin de estar operativo en verano de 2017, ahora, tras lustros de demoras, resoluciones, vetos, recursos, sentencias y permisos, el hotel vuelve a encontrare con el enésimo escollo


El Ayuntamiento de Elche ha mostrado su malestar tras enterarse hoy por la prensa que la Dirección General de Costas ha ordenado la paralización de las obras de rehabilitación del hotel de Arenales del Sol.
El organismo dependiente del Gobierno central ha incoado un expediente sancionador al entender que durante las obras, que comenzaron hace medio año, se ha procedido a la demolición de determinadas partes del edificio, pese a que la autorización era únicamente para rehabilitar.